DIVORCIO EN SEPTIEMBRE: POR LA DIGNIDAD DE LOS PADRES, MADRES INFORMADAS

Pobres niños, cuyos padres acudan a los juzgados de este país para divorciarse. Pobres niños, tendréis lo que los mayores hemos votado, o las consecuencias de lo que no hemos votado.

Ya está bien que, en vuestro nombre, organicen pleitos, en que todos digan defenderos.

Estas humildes reflexiones, seguramente, no llegarán a los que podrían, y deberían, hacer más fácil estas situaciones que os pueden estar pasando, o a punto de pasar. Hablando claro, los políticos, que, desde múltiples administraciones, nos endeudan en dineros que quizá tendrán que pagar los niños de hoy en un futuro no muy lejano.

Y os contarán mentiras. Y nosotros, los padres, necesitamos una cosa: DIGNIDAD, para poder ser padres.

Y la dignidad y nuestra libertad, esos políticos que gastan y gastan, se la han dejado en poder de las madres.

Una madre denuncia: PADRE DETENIDO.

Una madre denuncia, querido hijo: TE DEJAN SIN VER A TU PADRE.

En España no interesa que vuestras madres sepan, sólo les dan poder. Pero no arreglan sus problemas sociales.

La realidad, normalmente, es que los niños proceden de relaciones libremente consentidas, en este país, de esos políticos: ESPAÑA.

Ya, desde los primeros meses, la madre tiene un poder, que las dan, sin que los padres podamos hacer nada, incluso no tenemos derecho a saber si una mujer está embarazada. Ellas tienen el poder, legal, de parar ese corazoncito que empieza a latir. Y ahí los padres no tenemos ni voz ni voto. Pero se lo han dado con el voto que nos piden los políticos. ¿Somos conscientes los hombres de lo que votamos?.

La verdad jurídica es que, desde hace cuarenta años, no se precisa permiso de nadie para que un padre, o madre, deje de convivir con su pareja. Y de eso no informan.

Ningún divorcio es decretado por causa de maltrato. Sobran argumentos. Porque uno, o una quiere. Y el estado español no os garantiza el derecho a convivir con ambos padres, si ellos no os lo dan.

No interesa que los padres se reúnan para reflexionar. El estado español facilita abogados gratis, a muchas madres, para atacaros a vosotros. Ninguna mamá os representa en estos casos, ni sus abogados. Ninguna Juana Rivas, o similares.

A los papás detenidos, o con juicio pendiente, les dicen que la Constitución Española los garantiza el derecho a la presunción de inocencia.

Mientras a las mamás les den un poder de vida, o muerte, sobre el concebido no nacido. Mientras a las mamás las den el poder de que sus palabras sean base de noches de calabozo para el papá, y a ellas abogado gratis, vosotros no tenéis papá que pueda ejercer de padre.

Ni los jueces, ni los policías están para defenderos, sólo a las mamás. Y eso lo aceptan los jueces, y los policías. Cada uno sus derechos. No juntarlos.

Todos dicen que se toman decisiones en nombre del interés superior del menor, no emancipado, vosotros.

Un estado que no defiende la dignidad de los padres, que no presuma de presunción de inocencia, que no diga que actúa en el nombre del bien superior del menor.

La dignidad de los padres radica en que no haya una sola mujer que alegue días, meses, o años de maltrato, porque las leyes no la obligan a estar dónde no sea bien tratada, o ya no le guste estar. Ojo.

Con tres meses de matrimonio, no hay que justificar el divorcio: PORQUE ME DA LA GANA, niño, y que no te cuenten cuentos. Y saber quién lo pide, porque no siempre lo quieren los dos padres.

Dedicados a esos jueces que no me dejaron hablar, a ese Ministerio Fiscal que, siendo parte, no compareció. A esas funcionarias que decían que estaba en presencia de un/a juez/a y un secretario/a y no era cierto, o que escribían que una procuradora comparecía, y era mentira, y tampoco la peticionaria estaba.

¿Podemos ser los padres dignos padres en este mundo que yo he vivido y sufrido?. Queridos niños de hoy en día, tendréis padres si las madres quieren.

Mujer pobre, abogado de oficio, niño maltratado. Los jueces y los juzgados no arreglan los problemas sociales.

Resumiendo, que no alegue ninguna madre que lleva tiempo maltratada, porque ninguna ley la unió a un hombre contra su voluntad, y ninguna ley la obliga a estar contra su voluntad.

Sólo pido que ninguna mujer, madre, alegue años de situaciones no queridas, porque los políticos no gastan dinero en informarlas. Nuestra dignidad, por lo menos, exige eso: mujer y madre informada.

Me uno al sufrimiento de esos niños que están a punto de que su vida se decida en los juzgados.

Abogado para los niños, como en Alemania. ¿Vale para algo el Ministerio Fiscal?.

Jesús Ayala Carcedo, delegado de la ASOCIACIÓN DE PADRES DE FAMILIA SEPARADOS DE BURGOS-A.P.F.S.-BURGOS.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: