¿FUNCIONA LA JUSTICIA EN BURGOS, EN TEMAS DE FAMILIA?

Con su permiso, y siendo lego en derecho, se estima que las leyes nos unen a todos, que unos deben respetar, y otros deben exigir que se respeten. Nos referimos a los plazos procesales en los procedimientos de nulidad/separación/divorcio. Los deben respetar los juzgados, y los colegios de abogados y procuradores deben exigir que se respeten, porque, en caso contrario, se violan los derechos de los ciudadanos. Podemos discrepar de las decisiones judiciales, pero no debe haber piedad alguna ante los incumplimientos de las leyes. Sobre todo cuando a la justicia, desgraciadamente, no se va a buscar justicia, sino a ajusticiar, en demasiados casos.

Eso, por una parte. Por otra, nos encontramos sobre lo que prevé la ley, y sobre lo que se atribuye el juez. Hablando claro, si el artículo 102 del Código Civil debe ser vigente desde el momento de la admisión de la demanda o se decide en la vista judicial

Y, con su permiso, nos permitimos hacer un análisis, al amparo de la ley, de una demanda de medidas provisionales coetáneas a la demanda de divorcio, resuelta por el Juzgado de Primera Instancia nº 7 de Burgos, año 2.019.

Entre la fecha del escrito del procurador demandante, y estimando que, más o menos, corresponde a la fecha de registro en los juzgados, hasta la admisión de la demanda, pasan, en números redondos, CINCUENTA DÍAS.

Entre la fecha de admisión de la demanda, y la fecha de la vista, transcurren otros CINCUENTA DÍAS.

Esto es lo que debe acompañar a la demanda de nulidad/separación/divorcio:

“A la demanda deberá acompañarse la certificación de la inscripción del matrimonio y, en su caso, las de inscripción de nacimiento de los hijos en el Registro Civil, así como los documentos en que el cónyuge funde su derecho. Si se solicitaran medidas de carácter patrimonial, el actor deberá aportar los documentos de que disponga que permitan evaluar la situación económica de los cónyuges y, en su caso, de los hijos, tales como declaraciones tributarias, nóminas, certificaciones bancarias, títulos de propiedad o certificaciones registrales. (Ley de Enjuiciamiento Civil 770.1º).”

¿Tan difícil es comprobar eso?. Y se dice porque es de primera importancia,  urgencia, que se conozcan, por ambos cónyuges, lo que contempla el artículo 102 del Código Civil:

“Admitida la demanda de nulidad, separación o divorcio, se producen, por ministerio de la Ley, los efectos siguientes:

1.     Los cónyuges podrán vivir separados y cesa la presunción de convivencia conyugal.

2.     Quedan revocados los consentimientos y poderes que cualquiera de los cónyuges hubiera otorgado al otro.

Asimismo, salvo pacto en contrario, cesa la posibilidad de vincular los bienes privativos del otro cónyuge en el ejercicio de la potestad doméstica.

A estos efectos, cualquiera de las partes podrá instar la oportuna anotación en el Registro Civil y, en su caso, en los de la Propiedad y Mercantil.”

Vista la importancia de lo que, automáticamente, “impone” la ley es obvio que es muy importante que sea admitida la demanda lo más urgentemente posible. En el caso estudiado se tardan CINCUENTA DÍAS.

La Ley de Enjuiciamiento Civil, para la vista pertinente dice que se sustanciará conforme al artículo 771 de la misma ley, que indica:

“2. A la vista de la solicitud, el letrado de la Administración de Justicia citará a los cónyuges y, si hubiere hijos menores o hijos con discapacidad con medidas de apoyo atribuidas a sus progenitores, al Ministerio Fiscal, a una comparecencia en la que se intentará un acuerdo de las partes, que señalará el letrado de la Administración de Justicia y que se celebrará en los diez días siguientes. “

Otros CINCUENTA DÍAS DE ESPERA.

En total: CIEN DÍAS DESDE QUE SE PRESENTA LA DEMANDA (¿) hasta que se celebra la vista.

Otro tema que se estima que no corresponde tratar y decidir a partir de la vista judicial es sobre la fecha de los efectos, ya indicados, del citado artículo 102 del Código Civil. En el caso indicado se deciden en el auto de medidas provisionales, cuando, conforme el criterio de este lego en derecho, debieron estar vigentes desde el momento de admisión de la demanda. El artículo 773.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil sólo contempla decidir sobre el artículo 103 del Código Civil:

“ Admitida la demanda, el tribunal resolverá sobre las peticiones a que se refiere el apartado anterior y, en su defecto, acordará lo que proceda, dando cumplimiento, en todo caso, a lo dispuesto en el artículo 103 del Código Civil.”

Cuando se nos exige a muchos padres de familia la expulsión del domicilio familiar, pagar hipotecas de dicho domicilio, estar con los hijos en desigualdad, y tanto pedirlo, como concederlo, se contempla amparado por la ley, se debe exigir que se cumplan plazos, y nada impide que en los documentos de admisión de la demanda se indiquen los efectos que, por el ministerio de la ley, se producen, los del artículo 102 del Código Civil.

Creemos que existe mala práctica por parte de la abogacía, cuando corresponda, y por parte del juzgado de familia, en este caso.

Si no se cumple una parte de la ley, el edificio de la justicia se TAMBALEA.

Ante estos incumplimientos, muchos procedimientos de familia terminan en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer.

Aquí no proceden paños calientes, ni hablar de corruptelas, ni males endémicos de la administración de justicia, sino de violación de derechos constitucionales, humanos y familiares. O cumplimos toda la ley, o……..Uds. mismos.

Por cierto, en estos tiempos que en los juzgados de Burgos exigen pedir cita previa para entregar un sobre, se recuerda que los padres tenemos derecho a un juicio público, así como el resto de los ciudadanos que somos corresponsables de las decisiones de justicia. En el caso de que alguien quiera o decida que sea a puerta cerrada es exigible que sea mediante la debida providencia que debemos ver todos en la cristalera de la sala de vistas, lo que, en Burgos, no es práctica, y no se permite entrar en las vistas porque lo dice Su Señoría, al menos según mi modesta experiencia. (Ley de Enjuiciamiento Civil artículo 754).

Jesús Ayala Carcedo, delegado de la ASOCIACIÓN DE PADRES DE FAMILIA SEPARADOS DE BURGOS-A.P.F.S.-BURGOS.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: